Con el objetivo de fiscalizar el expendio de útiles de escritorio por la campaña escolar, la Dirección Regional de Salud Junín (Diresa Junín), a través de la Dirección Ejecutiva de Salud Ambiental (DESA), incauto alrededor 2 mil útiles escolares fueron decomisados en operativos realizados a los locales de la galerías Koky, por no contar con Autorización Sanitaria ni Registro Nacional.

La intervención se realizó hoy (viernes) 11 de febrero, con la participación de Seguridad del Estado y la Fiscalía, logrando decomisar distintos productos escolares por no contar con las autorizaciones respectivas, donde se encuentran los rompecabezas, acuarelas, crayolas, plastilinas, juguetes con tajador, lápices decorados para niños, juegos didácticos de plástico, gomas en barra, entre otros.

"Hemos incrementado nuestras acciones de vigilancia ante la cercanía de las clases escolares, lo que estamos identificando es que aún existen lugares donde se comercializa útiles escolares que no cumplen con la normatividad, por eso hemos procedido a decomisarlos", señaló la directora de DESA, Ing. Miriam Terrel Huamán.

Ante el incremento de la demanda de compra de útiles escolares, recomendó a los padres de familia tener mucho cuidado no solo en su selección, costo, calidad, utilidad, sino también en verificar si cuentan con sus autorizaciones sanitarias y de seguridad para que no se convierta en un riesgo para la salud de los niños.

Por su parte el director El Coordinador del Programa de Vigilancia de Útiles Escoles y Juguetes – DESA, Ing. Ruly Huamaní Raymundo, refirió que "Los padres deben recordar que un producto escolar tóxico puede generar reacciones inmediatas, especialmente si los niños son alérgicos y su piel es sensible a los colorantes, mientras que a largo plazo estos productos que podrían contener plomo y cadmio, mercurio, cromo entre otros metales pesados que pueden lesionar los pulmones, los riñones, el sistema nervioso central, entre otros".

En otro momento, Terrel Huamán, reiteró a los padres de familia que es importante que adquieran sus productos en establecimientos formales, que compren aquellos que tienen el rotulado completo es decir que se consigne Razón social del fabricante o importador, dirección, número de RUC, detalles de su uso, edad objetivo, número de Registro Nacional y Autorización Sanitaria otorgado por Digesa.

Finalmente se informó a los comerciantes que  tienen un plazo de 10 días para regularizar y presentar la documentación necesaria, de lo contrario la autoridad sanitaria procederá al decomiso de los productos, según lo establece la ley.